¿Cuándo buscar una empresa de aplicaciones móviles?

¿Cuándo buscar una empresa de aplicaciones móviles?

Supongamos que tienes una buena idea de negocio para una aplicación y quieres llevarla a cabo. En ese caso, ¿qué factores deberías de tener en cuenta antes de comenzar a buscar una empresa de aplicaciones móviles que te ayude con su desarrollo?

Son muchas las personas que creen que tener una idea innovadora es la clave del éxito en el mundo de las aplicaciones para móviles. En este sentido, existen múltiples casos de éxito que han generado gran volumen de negocio partiendo de una idea sencilla. Supongamos que tenemos una idea genial para una aplicación. Hemos planteado los pros y contras, hemos pedido opinión a gente de nuestro entorno e incluso tenemos esbozado un plan de negocio. ¿Es el momento de contactar con una empresa de aplicaciones móviles para comenzar la creación de mi app? Vayamos por partes.

Crees que tienes una buena idea, pero… ¿cómo has llegado hasta ella?

Las aplicaciones de éxito combinan de forma equilibrada una buena labor previa de investigación y un planteamiento acertado en su ejecución. En este sentido, elegir una buena empresa de aplicaciones móviles nos ahorrará muchos dolores de cabeza. La primera pregunta que deberíamos hacernos es: ¿por qué nadie ha creado una aplicación que resuelva ya este problema? Esto nos lleva a otra pregunta que también es muy interesante: ¿acaso nadie que tiene los medios para desarrollar una aplicación de estas características? Y aun teniéndolos, ¿por qué nadie se ha puesto manos a la obra?

Hay tres posibles escenarios en relación a estas cuestiones:

  1. No es posible resolver ese problema con la tecnología actual.
  2. Cualquier empresa de aplicaciones móviles podría desarrollar esta idea, pero centran sus esfuerzos en otras apps que consideran más rentables.
  3. Hay empresas que podrían desarrollar esa aplicación, pero no lo hacen porque todavía no han identificado ese nicho en el mercado.

Si el escenario en el que se mueve tu idea es el #1 o #2, las probabilidades de éxito de tu aplicación son muy pequeñas, sobre todo si el capital para invertir con el que cuentas es limitado.

empresa de aplicaciones móviles

Totemcat, tu empresa de aplicaciones móviles.

Mi idea la podríamos encuadrar en el punto #3 ¿Comenzamos?

Llegados a este punto tenemos que analizar como se ha desarrollado la fase de investigación previa. Si tu fuente de información principal ha sido exclusivamente internet, probablemente no cuentes todavía con documentación y datos de calidad para hacer un buen planteamiento de aplicación. En este punto, una empresa de aplicaciones móviles como Totemcat puede asesorarte, planteando las preguntas adecuadas a la hora de establecer un buen planteamiento de aplicación.

La información es poder, y lamentablemente la buena documentación y los datos de calidad no suelen ser públicos y fácilmente accesible. En cambio, si tu fuente principal de información viene dada por otras vías – experiencia profesional en el negocio, contactos con gente que afín al mismo o una rigurosa investigación que va más allá de lo que podríamos encontrar ‘googleando’- entonces es posible que vayas por el buen camino.

La importancia de elegir una buena empresa de aplicaciones móviles.

Tu negocio se basa en una app, y probablemente careces de un perfil técnico al que encargar su desarrollo. En este caso, la opción más recomendable es ir de la mano de una empresa de aplicaciones móviles con experiencia en este campo. Trabajar con perfiles semi-profesionales o establecer colaboraciones no remuneradas van a aumentar con mucha seguridad las probabilidades de fracaso de tu proyecto. En Totemcat te asesoramos desde el comienzo, planteándote cuestiones y relativas a tu proyecto sobre las que probablemente todavía no habrás reparado.

Hay múltiples aspectos a tener en cuenta a la hora de desarrollar una aplicación. Definir un alcance inicial adecuado y concretar lo que se denomina el ‘producto mínimo viable’ son tareas que requieren esfuerzo, experiencia y una actitud colaborativa para entender el proyecto en su conjunto.

En esta etapa inicial del proyecto, deberías:

  • Estar abierto a todas las opciones que puedan plantearse, y aprender de las conversaciones con la gente más técnica y especializada.
  • Elegir una empresa de aplicaciones móviles con experiencia que aporte valor a tu proyecto.
  • Ser consciente de la importancia de definir hitos pequeños y realizables.
  • Esforzarte por mantener una excelente relación con tu equipo de desarrollo, pues sin su colaboración será imposible alcanzar tus objetivos.
  • Ser flexible en el proceso de desarrollo de tu app adaptándote rápido a los cambios.
  • Iterar múltiples veces en el ciclo especificación-desarrollo-implantación, hasta obtener un producto funcional y estable.
  • Ser realista con tu proyecto, y rodearte de un buen equipo de trabajo.

Es fundamental que analices fríamente tu planteamiento de aplicación, y descartes aquellos aspectos que no aportan valor y que en cambio disparan los costes y el tiempo de desarrollo. Quédate con lo esencial y céntrate en ello. Una aplicación, como cualquier negocio, debe de ser algo vivo que se adapte a las necesidades de los clientes y a la realidad de cada momento.

Si no tienes un perfil técnico, es probable que necesites contactar con una empresa de aplicaciones móviles para materializar tu idea. Llegado este punto, el presupuesto jugará un papel decisivo a la hora de decantarte por una empresa u otra. Pero este factor, aun siendo muy relevante, es el que menos debería importarte. Busca una empresa de desarrollo de aplicaciones con experiencia contrastada y que te ofrezca un trato personal. La buena sintonía y un trato cercano con el equipo de trabajo es fundamental, y te ayudará a gestionar tu negocio y anticipar problemas. Piensa que el precio de un desarrollo va en función del tiempo que se invierte en programar determinados módulos. En este sentido, negocia esos puntos con la empresa de aplicaciones móviles que mejor sensación te transmita. Con buenas dosis de entendimiento y sentido común. este punto no será un problema.

Ni barato ni caro. El término medio es la opción más razonable.

Huye de cualquier proveedor de servicios con presupuestos muy por debajo de la media. Cuando una empresa de aplicaciones móviles emite una valoración sobre un proyecto, lo hace en base a una estimación de tiempo y coste por hora. Trabaja pues con una empresa cuyas estimaciones de tiempo y precio/hora estén en la media. Si por cualquier motivo no te cuadran ciertos aspectos del presupuesto, pide que te desglosen la cuantía de cada módulo y trata de entender si es razonable lo que se propone. En general, confía en aquellas empresas que te ofrezcan argumentos sensatos en torno a tu proyecto: la sensatez no tiene precio, y es un factor decisivo para el éxito de cualquier aplicación.

¿Tienes una idea y quieres desarrollar una aplicación?
¡Contacta con nosotros ahora! Analizamos tu proyecto sin ningún compromiso.

Comentarios están cerrados



Esta página web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación. Si pulsas en el botón ACEPTAR, consideramos que acepta su uso. Más información sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies